Trujillo

Descubierto por Cristóbal colon en 1502, Trujillo se convirtió en una de las primeras capitales del nuevo mundo, con una importante actividad económica, lo que atrajo a los piratas ingleses a la zona. La Fortaleza de Santa Bárbara, de la cual quedan vestigios se construyó para proteger el patrimonio español en la zona y de hecho permaneció abierta hasta después y ejecución de la captura y ejecución de William Walker, el filibustero americano que vino a buscar aventura a Centro América. Otro factor importante en el desarrollo de Trujillo fue el arribo de garífunas que se establecieron en las costas de la bahía.

Alrededor de esta comunidad podrá usted encontrar un sin número de atractivos. Al sur del pueblo puede encontrar las cavernas de cuyamel, en donde los arqueólogos han encontrado vestigios de culturas precolombinas.

Aproximadamente a 14 km de Trujillo, vía un camino de tierra, usted llegara a la población de Santa Fe, una comunidad Garífuna establecida en una de las playas vírgenes más bellas del mundo. En el camino, pasara frente al hotel y restaurante Campamento, un agradable establecimiento en donde usted podrá disfrutar de una playa paradisiaca  con excelente comida y un entorno rustico todos los conforts modernos. A un lado del campamento justo frente a la playa, se encuentra el hotel Tranquility Bay, ofreciendo lo que sin duda alguna las habitaciones más bonitas frente al mar en esta zona. El hotel cuenta con amplias habitaciones rodeadas por frondosos jardines frente a la bahía de Trujillo.

Hay un par de restaurantes en Santa Fe, uno llamado El Caballero, ofrece pescado fresco que es difícil de igualar en toda la costa norte de Honduras. Si continuamos por la carretera, llegaremos a la población de Guadalupe, en donde habitan excelentes artesanos Garífunas.

Otro punto de interés es la laguna de Guaimoreto, un lugar excepcional para observar aves en un entorno totalmente natural.

El parque nacional Capiro y Calentura ofrece un entorno natural extraordinario para caminar por el bosque y nadar en las aguas termales

A solo unos 8 km de Trujillo, en la comunidad de Silin hay unas aguas termales que cuentan con un pequeño y cómodo hotel. Aquí hay varios servicios que incluyen piscinas de aguas termales, asi como masajes.

Al otro extremo de esta hermosa bahía esta Puerto Castilla, un puerto con instalaciones modernas al cual llegan múltiples embarcaciones a traer y llevar mercancías.

Si desea vivir un poco mas de cerca la cultura garífuna, no deje de visitar Cocopando, un disco bar en la playa. Aquí podrá gozar de música típica y el ambiente que tanto caracteriza este grupo étnico. Para comprar artesanías Garífunas, visite Gariarte, en donde encontrara una buena selección de artículos originales.

La fortaleza de Santa Bárbara, ubicada a un costado del parque central es mudo testigo de tiempos pasados, más violentos durante los cuales la población de Trujillo se veía ante la constante amenaza de los ataques piratas. Hoy   ha sido rescatada y en su interior alberga un museo con artefactos de la era colonial así como de la cultura Garífuna.